La aventura de la vida

En el marco del Programa “Ciudades ante las drogas”, que desarrolla el Consorcio de desarrollo rural “Comarca Sierra de Cazorla”, hemos disfrutado de dos actividades de carácter preventivo dirigidas, respectivamente, a Tercer ciclo de Educación Primaria y a 2º curso de ESO.

Es mediante actuaciones formativas, lúdicas y deportivas a través de las cuales buscamos aproximar a nuestro alumnado a la importante labor de la prevención, formándola en habilidades y actitudes que favorezcan estilos de vida saludable.

En ESO, la psicóloga del Programa ha desarrollado un taller con nuestros alumnos y alumnas sumamente interesante en el que ha abordado multitud de aspectos relacionados con la prevención en el consumo de tabaco, bebidas y resto de drogas. Desde su amplia experiencia en este tema, ha abordado todas las cuestiones que los asistentes le han planteado.

En Tercer ciclo, nuestros alumnos y alumnas se han divertido con una gymkhana dirigida a fomentar el autoconcepto y la colaboración para conseguir un fin común. Habilidades éstas que seguro les serán de mucha utilidad ante los problemas que nuestra sociedad les va a plantear en un futuro, contribuyendo así a mejorar su estilo de vida y hacerlo incompatible con el consumo de drogas.

Os dejamos los comentarios de Yolanda, de sexto curso, que son muy interesantes:

MI OPINIÓN SOBRE LA GYMKHANA

A mi me gustó mucho. Además de haber estado divertida, nos enseñó algo fundamental en nuestras vidas. Las chicas y el chico que vinieron eran muy simpáticos, aunque al principio, al menos a mi, me dio un poco de vergüenza. Nos organizamos por equipos “Los únicos” .. nos llamábamos. La gymkhana en si, genial. Nos daban un papel en el que teníamos pistas para encontrar un papelito (que estaban escondidos por todo el patio), una vez lo encontráramos, teníamos que aprendernos el mito o la realidad que estaba escrito e ir al lugar indicado, una vez llegáramos a la prueba que nos tocara, teníamos que decir el mito o realidad al alguno de los monitores y, seguidamente, realizar la prueba. Había pruebas de todas las maneras y formas, como por ejemplo, una en la que teníamos que llevar una bandeja con tres 3 vasos de agua con una sola mano. Mi favorita era una en la que teníamos que pasarnos el agua de vaso en vaso (entre los 5, uno a uno, otro a otro, y asi) sin tocarlo con la mano… nos pusimos perdidos de agua, pero nos lo pasamos genial. Y al final, ocurrió un hecho maravilloso jejeje… ¡ganamos¡ … sí señor, nosotros sí que valemos, ¡¡¡ESOS ÚNICOSS!!!!

 

[new_royalslider id=”5″]